No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo.

Fe

Confío confío confío

No te detengas en la duda ni el temor, tampoco en la culpa ni en la autorrecriminación, reside en el esplendor permanente con la seguridad de que eres muy amado.

Siempre eres Uno con Dios, Siempre eres bienvenido a casa. Porque tu hogar es Mi corazón y Mío es el tuyo.

Esperanza


La esperanza le pertenece a la vida, es la misma vida defendiéndose.
(Julio Cortazar)

Amor


La esperanza es esa cosa alada que se posa en el alma y canta la melodía sin palabras que nunca cesa.
(Emily Dickinson
)

Nada nos detiene

Nada nos detiene
Nunca encontraras un arco iris si estas mirando hacia abajo" Charles Chaplin

El amor no es un camino. Te trae de regreso a tu hogar. El amor es tu hogar.
(Sri Sri Shankar)

continúa en

Frases

sábado, 17 de abril de 2010

Cuando yo me vaya




































Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
quédate en silencio, sin decir palabra,
y vive recuerdos, reconforta el alma.
Cuando yo me duerma, respeta mi sueño,
por algo me duermo, por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,
y casi en el aire, con paso muy fino,
búscame en mi casa, búscame en mis libros,
búscame en mis cartas y entre los papeles
que he escrito apurado.
Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco,
y puedes usar todos mis zapatos.

Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,
y cuando haga frio, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate,
y beberte el vino que dejé guardado.
Escucha ese tema que a mí me gustaba,
usa mi perfume y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo, no me tengas lástima,
corre hacia el espacio, libera tu alma,
palpa la poesía, la música, el canto,
y deja que el viento juegue con tu cara.
Besa bien la tierra, toma toda el agua
y aprende el idioma vivo de los pajáros.
Si me extrañas mucho, disimula el acto,
búscame en los niños, el café, la radio
y en ese sitio donde me ocultaba.

No pronuncies nunca la palabra muerte.
A veces es más triste, vivir olvidado
que morir mil veces y ser recordado.

Cuando yo me duerma
no me lleves flores a una tumba amarga,
grita con la fuerza de toda tu entraña
que el mundo está vivo y sigue su marcha.
La llama encendida no se va a apagar
por el simple hecho
de que no esté más.

Los hombres que "viven" no se mueren nunca,
se duermen a ratos, de a ratos pequeños,
y el sueño infinito es sólo una excusa.

Cuando yo me vaya, extiende tu mano
y estarás conmigo sellada en contacto,
y aunque no me veas, y aunque no me palpes
sabrás que por siempre estaré a tu lado.
Entonces, un día, sonriente y vibrante,
sabrás que volví para no marcharme.

(Carlos Alberto Boaglio, "En voz baja")

Imágenes Cementerio alegre de Sapanta (Rumania)

4 comentarios:

Joy dijo...

Precioso, Victoria querida!

Un alegato sobre la libertad, del que se va y del que se queda...

Cuestión de soltar, también en esos momentos!

Gracias y biquiños

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Así es como nos gustaría que nos recordaran, libres, amarse es también dejarse ir y seguir amando.
Que bello el poema y el cementerio.

Gracias Vicky, como siempre aprendo mucho y bien de ti.
Un beso grande que dure todo el fin de semana
Tati

Victoria dijo...

Un beso a las dos y buen finde!!!

Graciela dijo...

No conocía imágenes de tumbas tan alegres.
Me has mostrado algo totalmente nuevo para mí, gracias, de verdad me ha encantado.
Un beso, amiga!