No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo.

Fe

Confío confío confío

No te detengas en la duda ni el temor, tampoco en la culpa ni en la autorrecriminación, reside en el esplendor permanente con la seguridad de que eres muy amado.

Siempre eres Uno con Dios, Siempre eres bienvenido a casa. Porque tu hogar es Mi corazón y Mío es el tuyo.

Esperanza


La esperanza le pertenece a la vida, es la misma vida defendiéndose.
(Julio Cortazar)

Amor


La esperanza es esa cosa alada que se posa en el alma y canta la melodía sin palabras que nunca cesa.
(Emily Dickinson
)

Nada nos detiene

Nada nos detiene
Nunca encontraras un arco iris si estas mirando hacia abajo" Charles Chaplin

El amor no es un camino. Te trae de regreso a tu hogar. El amor es tu hogar.
(Sri Sri Shankar)

continúa en

Frases

domingo, 28 de marzo de 2010

Nana de la cebolla

Maravilloso post nos deja hoy Fire de blog “Dejame que te cuente” sobre Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento. ¡Gracias Firenze!

El pasado 26 de Marzo se cumplía el centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández, uno de los mayores poetas de nuestra lengua, y hoy 28 de Marzo el aniversario de su muerte.

¡Qué sola se quedó la luna
sin su perito-arquitecto
agrimensor de higueras
cabrero de firmamentos!

Pablo Neruda dijo de este maravilloso ser humano, que también era poeta:

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra.

No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!



Condenado a muerte en 1940, pasó sus últimos años de vida en la cárcel donde compartió celda con Buero Vallejo, y donde escribió uno de los poemas mas emotivos que he leído nunca, Nana de las cebollas (artículo) y que diera origen al viejo dicho “contigo pan y cebolla”.

“No, no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme, no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.
¿Quién encierra una sonrisa?
¿Quién amuralla una voz?
A lo lejos tú, más sola
que la muerte, la luna y yo.
A lo lejos tú, sintiendo
en tus brazos donde late
la libertad de los dos.
Libre soy, siénteme libre
sólo por amor”

Miguel Hernandez

3 comentarios:

Graciela dijo...

Qué bellísimo y triste poema. Y mi amado Serrat sonando de fondo.
Me encantó tu post. Lo relaciono mucho con una fecha que recordé hace poco en mi blog: el Día de la Memoria, fecha que se instauró en Argentina, para que las injusticias de la dictadura militar no queden en el olvido.
Un beso amiga!

Victoria dijo...

Sí, siempre ha habido injusticias y tristeza pero tambien almas luminosas que dan esperanza.
Un besote!

Ah!..El mérito es de Fire que me enseñó que hoy era el día del centenario de su nacimiento y ha dejado un precioso post.

Joy dijo...

Es un poema triste, bellísimo y al tiempo esperanzador, mientras exista la sonrisa!

Venimos de un duro pasado, de eso no cabe duda, pero que hemos de agradecer y trascender, gracias a la comprensión de que "nunca hubiera podido ser de otra manera" para que ahora nos encontremos en este punto evolutivo SABIENDO qué es lo que no debemos volver a hacer, no porque nos lo hayan dicho, sino de manera experiencial!

Sabemos que las guerras no pueden ser combatidas desde la querra, sino transformadas al abrigo del amor comprensivo y compasivo de que SIEMPRE es el miedo el que genera el caos y la separación.

Querida Victoria, es hermosísimo el poema, tanto como la voz de Serrat, que me encanta, dándole vida, pero hemos de aceptar ese pasado que nos ha hecho como ahora somos... y soltarlo a base de sonrisas...

Un amoroso abrazo y mi agradecimiento por este regalo, amiga.