No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo.

Fe

Confío confío confío

No te detengas en la duda ni el temor, tampoco en la culpa ni en la autorrecriminación, reside en el esplendor permanente con la seguridad de que eres muy amado.

Siempre eres Uno con Dios, Siempre eres bienvenido a casa. Porque tu hogar es Mi corazón y Mío es el tuyo.

Esperanza


La esperanza le pertenece a la vida, es la misma vida defendiéndose.
(Julio Cortazar)

Amor


La esperanza es esa cosa alada que se posa en el alma y canta la melodía sin palabras que nunca cesa.
(Emily Dickinson
)

Nada nos detiene

Nada nos detiene
Nunca encontraras un arco iris si estas mirando hacia abajo" Charles Chaplin

El amor no es un camino. Te trae de regreso a tu hogar. El amor es tu hogar.
(Sri Sri Shankar)

continúa en

Frases

lunes, 5 de julio de 2010

El silencio habla

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo.

Tu sentido más interno de tí mismo, tu sentido de quien eres, es inseparable de la quietud. Ese es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma. La quietud es tu naturaleza esencial.


¿Qué es la quietud?

El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo.

Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona.

El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento.

El equivalente del silencio externo es la quietud interna.

Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo.

Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él.

Préstale atención.


Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio.
Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando.

Eres consciente, pero no piensas.
Cuando te das cuenta del silencio, se produce inmediatamente ese estado de serena alerta interna.

Estás presente.

Has salido de miles de años de condicionamiento colectivo humano.


Mira un árbol, una flor, una planta.

Deja que tu conciencia descanse en ellos.

¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser!


Permite que la naturaleza te enseñe la quietud.Cuando miras un árbol y percibes su quietud, tú mismo te aquietas.

Conectas con él a un nivel muy profundo.

Te sientes unido a cualquier cosa que percibes en y a través de la quietud.


Sentir tu unidad de ti mismo con todas las cosas es verdadero amor.

El silencio ayuda, pero no es necesario para hallar la quietud.

Aunque haya ruido, puedes sintonizar con la quietud subyacente, el espacio en el que surge el ruido.

Ese es el espacio interno de pura conciencia, la conciencia misma.
Puedes darte cuenta de que la conciencia es el trasfondo de todas tus percepciones sensoriales, de toda tu actividad mental.

Siendo consciente de la conciencia surge la quietud interna.

Cualquier ruido molesto puede ser tan útil como el silencio.

¿Cómo?

Abandonando tu resistencia interna al ruido y permitiendo que sea como es; esa aceptación también te lleva al reino de paz interna que es quietud.

Cuando aceptas profundamente este momento tal como es -tome la forma que tome-, estás sereno, estás en paz.


Presta atención a la pausa: la pausa entre dos pensamientos, al breve y silencioso espacio entre las palabras de una conversación, entre las notas de un piano o de una flauta, o al breve descanso entre la inspiración y la espiración.
Cuando prestas atención a esas pausas, la conciencia de «algo» se convierte simplemente en conciencia.

Surge de dentro de ti la dimensión informe de pura conciencia y reemplaza la identificación con la forma.

La verdadera inteligencia actúa silenciosamente. Es en la quietud donde encontramos la creatividad y la solución a los problemas.

¿Es la quietud tan sólo ausencia de ruido y contenido?

No; es la inteligencia misma: la conciencia subyacente de la que nace toda forma. ¿Y cómo podría eso estar separado de quien tú eres?

De allí salió la forma que crees ser, y lo que la sustenta.

Es la esencia de todas las galaxias y de las hojas de hierba; de todas las flores, árboles, pájaros, y de todas las demás formas.

La quietud es la única cosa de este mundo que no tiene forma.

Pero en realidad no es una cosa, y tampoco es de este mundo.

Cuando miras un árbol o un ser humano desde la quietud, ¿quién está mirando? Algo más profundo que la persona.

La conciencia está mirando a su creación.

En la Biblia se dice que Dios creó el mundo y vio que era bueno.

Eso es lo que ves cuando miras sin pensamiento, desde la quietud.



¿Necesitas más conocimiento?

¿Crees que más información, u ordenadores más rápidos, o más análisis científicos e intelectuales van a salvar al mundo?

¿No es sabiduría lo que más necesita la humanidad en estos momentos?



Pero ¿qué es la sabiduría? ¿Dónde se encuentra?


La sabiduría viene cuando uno es capaz de aquietarse.


Sólo mira, sólo escucha.

No hace falta nada más.

Aquietarse, mirar y escuchar activa la inteligencia no conceptual que anida dentro de ti. Deja que la quietud dirija tus palabras y tus acciones.

El Silencio Habla
Título Original: "Stillnes Speaks"


ViT@MiNaS PaRa eL AlmA®
Dra. Gladys Bessi
REIKI MASTER USUI
MAGNIFIED HEALING MASTER
BS. AS. - ARGENTINA

gla@vitaminasgla.com.ar
vitaminas_para_el_alma-subscribe@domeus.es
vitaminas_para_el_alma-subscribe@gruposyahoo.com.ar

4 comentarios:

mária dijo...

Me gusta Tolle, no tiene la poesía de Osho, pero a mi fué quien me despertó esa lucecita que ya nada puede apagar. Y entendí lo que es vivir en el ahora. Para mí antes no contaban los trayectos, sólo el destino. Ahora disfruto muchísimo con los trayectos y con todo.

Hace un calor tremendo, pero tu música me reconforta....
Sigo viviendo...
Besitos.

Graciela dijo...

Me gustó la reflexión sobre el silencio. A mí me hace muy bien pasar largas tardes pintando, callada...muda.
Me reencuentro conmigo misma y no pierdo energía. Es muy reconfortante, sobre todo para las que hablan tanto como yo y nada las detiene. Felizmente el arte me lleva a encontrarme con el silencio y la paz que nos infunde.
Un beso! ha quedado muy bonito los cuadros en tamaño más grande al principio del blog.

Victoria dijo...

Si los trayectos es lo más divertido, están llenos de sueños y esperanza. Hay que disfrutarlos. y probar nuevos caminos, menos transitados pero que hacen la vida más emocionante. Nunca se sabe a donde nos van a llevar!
No importa el camino si se hace con amor¿verdad?...es la verdadera VIDA. Ya sé que a veces cuesta...ayer mismo he tenido un día tremendo, no me gustó nada mi camino jejej...pero es que se me olvidó sazonarlo con esa sal de la vida, pensando en lo que podría haber sido si tomara otro distinto...pensamiento inutil!...es lo que es y punto.
Así que me ha venido de perlas este texto para recordarme la importancia del silencio, de aquietar nuestra alma...hummmmm...un balsámo para las heridas del corazón.

Sigue viviendo!!!...la vida, a pesar de todo, es bella!!...si escogemos solo lo bueno, lo bello, lo real, lo eterno...lo auténtico.

Hoy mi día se presenta mucho mejor, no hace el calor de ayer y el trabajo ha sido así más llevadero. Disfruto!
Un besote

Victoria dijo...

Es verdad, el arte nos conecta con ese silencio interno. Aunque te diré que cuando pinto mi silencio está lleno de música, estupendamente acompañado. Me elevo sobre todo!

Ya estoy con tremendas ganas de ponerme a pintar de nuevo!!!...Aleluya!!
Un besote y me alegro que te gustara como quedan los cuadros. Muchas gracias!!!