No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo.

Fe

Confío confío confío

No te detengas en la duda ni el temor, tampoco en la culpa ni en la autorrecriminación, reside en el esplendor permanente con la seguridad de que eres muy amado.

Siempre eres Uno con Dios, Siempre eres bienvenido a casa. Porque tu hogar es Mi corazón y Mío es el tuyo.

Esperanza


La esperanza le pertenece a la vida, es la misma vida defendiéndose.
(Julio Cortazar)

Amor


La esperanza es esa cosa alada que se posa en el alma y canta la melodía sin palabras que nunca cesa.
(Emily Dickinson
)

Nada nos detiene

Nada nos detiene
Nunca encontraras un arco iris si estas mirando hacia abajo" Charles Chaplin

El amor no es un camino. Te trae de regreso a tu hogar. El amor es tu hogar.
(Sri Sri Shankar)

continúa en

Frases

domingo, 29 de noviembre de 2015

Una casa en Amargura

Nueva novela de Elisa Vazquez de Gey que presenta mañana lunes 30 en el Casino ferrolano a las 19.30h.
Me encantaría estar allí pero coincide con mi inauguración. Que pena!!
Pero no me perderé este nuevo libro por nada del mundo!!
Besos Elisa!!

CON EL ESPECTACULAR TELÓN DE FONDO DE LA HABANA COLONIAL, TRES PERSONAJES EMPEÑADOS EN CUMPLIR LA ÚLTIMA VOLUNTAD DE SU AMIGA DEBERÁN FAMILIARIZARSE CON LOS ENTRESIJOS DEL SISTEMA ESCLAVISTA, SOBRELLEVAR LAS RELACIONES SOCIALES QUE DE ÉL SE DESPRENDEN Y ENTRAR EN CONTACTO CON TODO UN UNIVERSO DE CURIOSOS OFICIOS RELACIONADOS CON LA ESCLAVITUD.
http://www.unacasaenamargura.com
Un suceso inesperado, una encomienda póstuma y un extraño testamento ponen patas arriba el apacible día a día de una casona en la calle Amargura. Una casa en Amargura nos transporta, de la mano de una africana que cuida a una niña blanca, a una Habana plagada de domésticos de color, chinos californianos, archivos de copistas, gabinetes de notarios, y a los singulares domicilios de los escribientes callejeros. La trama de Una casa en Amargura transcurre en los años anteriores e inmediatamente posteriores a la Ley que ordena el cese del estado de esclavitud en la Isla de Cuba (1880) y recrea la vida cotidiana de amos y siervos en las elegantes casonas Habaneras.